Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

masQarquitectura | 23 julio, 2024

Scroll to top

Top

La alternativa a la construcción convencional: las casas industriales

La alternativa a la construcción convencional: las casas industriales

De la fábrica al terreno, ya construidas, con sus habitaciones, cuatro paredes, ventanas y puertas. Así será el futuro del sector de la construcción: las casas se construirán en fábricas y no sobre el terreno. Y el futuro parece ser ya, ahora, porque en Torrelodones la empresa Modulab ha instalado ya un prototipo de vivienda industrial que lleva tres años en pruebas, en un solar en alquiler. La casa se puso en pie en una nave de Valdemoro y tras cuatro meses ya estaba instalada y era totalmente habitable.

El inmueble está formado por dos módulos de 90 metros cuadrados, de madera y cristal, e incorpora azotea vegetal, paredes radiantes, una balsa de agua y paneles solares. Es decir, lo que en arquitectura y diseño ya se llaman componentes ‘bioclimáticos’.

La por ahora rareza de este habitáculo no ha impedido que se haya visado en el Colegio de Arquitectos de Madrid como si fuera una vivienda convencional. Cuenta con licencia municipal y se ajusta a la legalidad técnica. Y no es la única construcción que se ha puesto en pie con estos parámetros, ya que sus responsables ya han edificado varias viviendas más de similares características, además de aulas de museo y habitaciones de hotel.

En España hay en torno a 15 empresas especializadas en viviendas industrializadas, pero cada una trabaja con sus propios sistemas de producción y con sus propios materiales. Entre sus bondades, plazos de construcción hasta un 75% menores que mediante el trabajo convencional, se evitan sorpresas en los presupuestos, el coste es menor… Y seguramente sea este punto el que mayor curiosidad despierte. ¿Cuánto creen que puede costar una casa como la de Torrelodones? 98.000 euros es la respuesta. Coste menor y ahorro en el día a a día, ya que en Modulab señalan que el componente bioblimático y el bajo impacto de proyectos de esta naturaleza conllevan una reducción del gasto energético en agua caliente y calefacción de en torno a 2.000 euros anuales.

Estas bondades hacen que estemos ante un sector dentro de la construcción y la arquitectura en ague. Así, las viviendas de fabricación industrial en España constituyen aún un porcentaje marginal de todas las que se construyen, sí que hay experiencias puntuales y punteras. Hablaremos próximamente de iniciativas como la de Joaquín Torres en la urbanización Las Marías o las viviendas protegidas construidas hace tres años a partir de moldes de hormigón prefabricados por el arquitecto Alfonso Azqueta en Colmenar Viejo. También de empresas como Egoin, en Natxitua (País Vasco), Modultec (Gijón) o IDM Ingeniería (Madrid), constructores de la casa de Modulab.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.